Blogia
L a P e d r @ d a

Estados Unidos ha revelado que está financiando en secreto a los opositores de Chávez

Andrew Buncombe

The Independent


Washington ha estado enviando cientos de miles de dólares para financiar a los opositores políticos del Presidente de Venezuela Hugo Chávez, incluidos aquellos que por un muy breve periodo derrocaron dos años atrás, por medio de un golpe al líder elegido democráticamente por el pueblo.

Los documentos obtenidos por el Acta de Libertad de Información, revelan que en el 2002, Estados Unidos pagó más de un millón de dólares a aquellos grupos que sostenían estar haciendo un esfuerzo para construir la democracia y "reforzar a los partidos políticos". El Comandante Hugo Chávez tuvo acceso a esta información, y le solicitó a Washington que "sacara las manos fuera de Venezuela".

La revelación acerca del financiamiento de Estados Unidos a los opositores de Chávez, surge ahora que el presidente está enfrentando la posible realización de un referendum y está siendo acosado por una serie de violentas manifestaciones callejeras, en las cuales, por lo menos ocho personas han muerto. Sus opositores, que incluyen políticos, algunos líderes sindicales, ejecutivos de los medios de comunicación y ex-gerentes de la compañía estatal de petróleo, están tratando de juntar suficientes firmas para conseguir llegar a elecciones nacionales. Los documentos revelan que uno de los grupos que organizan la junta de firmas, "Súmate", recibió 53.400 dólares (libras esterlinas 30.000) de los Estados Unidos en septiembre último.

Jeremy Bigwood, un periodista independiente de Washington, quien es el que obtuvo los documentos, declaró ayer a "The Independent":

"Esto es la repetición del molde que comenzó en Nicaragua en las elecciones de 1990 cuando los Estados Unidos gastaron 20 dólares por votante para librarse del Presidente Sandinista, Daniel Ortega. Lo hacen en nombre de la democracia, pero es más bien hipócrita. Venezuela tiene un Presidente elegido democráticamente, que se ganó el voto popular, cosa que no sucede en los Estados Unidos.

El financiamiento fué hecho por la NED (sigla en inglés de la National Endowment for Democracy) Dotación Nacional para la Democracia, una agencia sin fines de lucro financiada enteramente por el Congreso. Esta organización distribuye 40 millones de dólares por año a varios grupos, sosteniendo que es un esfuerzo para afianzar la democracia.

Sin embargo, los críticos de la NED dicen que la organización por rutina se inmiscuye en los asuntos de otros países para apoyar grupos que creen en la libre empresa, en la menor intervenc ión del gobierno (estado) en la economía y se oponen al socialismo en cualquiera de sus formas. En años recientes, la NED ha canalizado fondos dirigidos a los opositores políticos del recientemente derrocado Presidente de Haití, Jen-Bertrand Aristide, al mismo tiempo que Washington bloqueaba préstamos al gobierno haitiano.

"Es la clase de método que solía utilizar la CIA," dijo el Sr. Bigwood. "Yo no estoy interesado particularmente en el Sr. Chávez, sino que estoy interesado en lo que Washington está haciendo". En Venezuela, la NED envió dinero a tres de sus cuatro principales "alas" operacionales: las armas internacionales de los partidos Republicano y Demócrata, el Instituto Republicano Internacional y el Instituto Democrático Nacional para Asuntos Internacionales, respectivamente, y el ala de política exterior de la central AFL-CIO, el Centro Americano (estadounidense) para la Solidaridad Internacional del Trabajo.

Estos grupos dirigían talleres, sesiones de entrenamiento y proveían de asesoramiento gratuito a los tres partidos políticos de Venezuela: Acción Democrática, Copei y Primera Justicia, cuyos líderes han estado al frente de las tentativas de derrocamiento del Sr. Chávez.

Chris Sabatini, el director de la NED para América Latina, sostenía que el objetivo de la organización era el de promover la democracia y "construir un espacio político". El declaró al New York Times que la organización había estado trabajando con grupos civiles de Venezuela, sin ataduras políticas, ni grupos de derechos humanos.

Las relaciones entre los Estados Unidos y Venezuela no han estado tan tensas desde Abril del 2002 cuando el Sr. Chávez fue brevemente depuesto por sus opositores que habían sido apoyados por los Estados Unidos en la concreción del golpe. Simultáneamente, Washington culpó a Chávez de su propia caída.

La antipatía de Washington hacia el Sr. Chávez está impulsada por su amistad con el líder cubano Fidel Castro y su abierta crítica a las políticas de libre mercado sustentadas por Washington. Pero Venezuela es además, el cuarto proveedor de petróleo de Estados Unidos, razón que le da al Sr. Chávez un cierto grado de poder, pero al mismo tiempo lo hace vulnerable para aquellos que quisieran ver en el poder a un líder más pro-norteamericano.

En días recientes, Caracas y otras ciudades han sido sacudidas por manifestaciones en apoyo del referendum. Estas movilizaciones se intensificaron después que el supuestamente independiente Consejo Electoral determinó que los opositores al gobierno no tenían la cantidad de firmas necesarias para promover elecciones. Han habido también grandes y ruidosas marchas realizadas por los seguidores del Presidente, quienes se oponen a las elecciones.


Traducción: Ana Daglio
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres